Es muy conocida la acción sedante de la tila, tanto por vía interna en forma de infusiones, como en baños generales. Nos ayuda a disminuir los niveles de ansiedad y relajar la musculatura, y en caso de insomnio nos ayuda a conciliar el sueño.

El tilo es un gran árbol, de copa frondosa con muchas ramas, hojas verde oscuro y flores pequeñas de color amarillo. Lo podemos encontrar como especie salvaje en los bosques de Europa y Asia, y como especie cultivada por todas partes. Para poder conservar todas las propiedades de la tila, es muy importante la recolección de las flores y los frutos y su posterior conservación. Se debe cosechar inmediatamente después de que se abran y secarlas a la sombra en presencia de corrientes de aire seco.

Flor del tilo

Si se cosechan en días nublados o muy húmedos, se oxidan fácilmente y pierden parte de sus propiedades.

Otra de sus propiedades menos conocida es la antiespasmódica, indicada en casos de dolores menstruales, cólicos, espasmos intestinales, y en caso de tos nos ayuda a aliviar la mucosa respiratoria.

Nos será muy útil en estados gripales, especialmente en los niños, y también en enfermedades respiratorias, procesos febriles y reumáticos si a la infusión de la tila le añadimos las flores de saúco, porque nos aumentará la sudoración.

También es muy recomendable en casos de convalecencia de enfermedades de origen vírico, por su capacidad estimuladora de la función inmunitaria.

En Nova Natura la puedes encontrar en flor seca a granel para hacer infusión, o en prácticas bolsitas para infusionar. También en forma de extracto líquido y en comprimidos acompañada de otras plantas.

Si no quieres perderte ninguno de nuestros saludables artículos, suscríbete a nuestro boletín: