Esta planta es uno de los principales remedios para muchos problemas de origen nervioso. Nos ayuda en caso de estados de ansiedad, nervios en el estómago, palpitaciones, espasmos musculares, dolores de cabeza o también en dolores menstruales. También es excelente para paliar trastornos del sistema digestivo en caso de cólicos intestinales, hinchazón estomacal, malas digestiones, o retortijones intestinales de origen nervioso.
Su nombre científico es «Melissa officinalis». Es una planta perenne, que hace florecillas blancas en los meses de verano, y sus hojas tienen un característico olor a limón. En el país vasco la llaman Garriska, y en Galicia Erva- Cidreira. También se conoce con el nombre de toronjil.

Melisa en flor

En Nova Natural la encontrarás en forma de hoja seca para hacer infusiones, o también en extracto fluido, que lo podremos tomar diluido con agua, y también en comprimidos de planta seca.

La infusión de melisa, nos ayuda en las dietas depurativas por su capacidad de incrementar la producción de bilis. En su uso externo, es eficaz para las picaduras de insectos.
En cosmética, también podemos hacer mascarillas relajantes.
Si dejamos un saquito en el armario nos perfumará la ropa, y la protegerá de posibles ataques de insectos.

Hay que evitar su consumo durante el embarazo y la lactancia. También hay que evitarla si se toman antidepresivos, antihistamínicos, narcóticos u otros sedantes.

Es muy típico en Centroeuropa macerarla en alcohol para hacer fricciones para tratar cefaleas, migrañas y neuralgias.

La conocida «Agua del Carmen» es un macerado alcohólico de hojas tiernas de melisa.

Si no quieres perderte ninguno de nuestros saludables artículos, suscríbete a nuestro boletín: